Cato y Clove: Capitulo 4

18.5.14

Capitulo 4



- Al fin solos. -me susurra al oído, mientras me da un beso en el hombro y me abraza. 

Me sonrojo al sentir sus labios en mi hombro, sus brazos rodeando mi cintura. Cato es muy dulce cuando no lo mira nadie, más que yo.  Me voltea para tenerlo frente a frente y me da un dulce beso en la comisura de los labios, me va dando besos por la mejilla, el cuello y después vuelve a mi boca, me besa como si de ello dependiese su vida. No podría dejar de estar con él, es tan dulce conmigo que lo arrogante que es a veces, se esfuma. Solo puedo pensar en lo lindo que es conmigo que porque esto no pudo a ver pasado antes y no ahora, a una semana de los maldito juegos. A una semana de que él se haga voluntario y valla. Mientras me besa, yo enredo mis dedos en su cabello, su suave cabello rubio, el aún tiene sus manos en mi cintura, pero pasa una mano a mi espalda para pegarme más a él, yo pongo mi otra mano en su hombro, y el pasa dulcemente la mano que estaba en mi cintura por mi pierna. Toma con ambas manos mis piernas y me levanta, yo enredo mis piernas en su cintura y apoyo los brazos para sujetarlo en su cuello. Cuando por fin debemos separar nuestros labios para respirar, él pone su frente con la mía, aun cargándome, y sonríe, lo que me hace sonreír.

 - Me gusta estar contigo. –dice Cato con la voz entre cortado, sin dejar de sonreír.
 - También me gusta estar contigo. –respondo sin pensar. Mientras me baja con cuidado.

Toma de mi mano y vamos hacía la manta que puso en el césped, se sienta en ella y de su maleta saca algo que parece ser unos bollos y fresas con chocolate, me invita a sentarme y lo hago, me siento al lado de él, toma mi mano y entrelaza sus dedos con los míos, sonríe al tiempo que toma una fresa con chocolate y coloca la mitad en sus labios. Se acuesta con un brazo en la espalda, y con la mirada me invita a acercarme a él, su sonrisa coqueta, esa fresa que sostiene entre sus dulces labios, me acerco lo suficiente a él como para quitarle la fresa de un mordisco y sé que él quería eso. Me acerca a él poniendo su mano por atrás de mi cuello y quedo algo encima de él, besándonos. Parecemos dos románticos empalagosos, esto no es normal, pero es lindo. Aun así, Cato no se salva de tener esa charla conmigo acerca de los juegos. Me quito de encima y me acuesto al lado de él, volteo ligeramente mi mirada a él y me doy cuenta de que me está mirando, creo que es por la repentina manera de salir del beso. Pero si no hablamos de esto, siento que mi corazón va explotar.

- ¿Qué pasa? –pregunta Cato.
- ¿Por qué? –respondo, evadiendo su pregunta.
- Ya no quieres besarme, tan dulce que estabas conmigo. –dice, tomando mi mejilla entre sus dedos en un suave apretón, con una sonrisita en sus labios. Se pone de lado, todavía recortado a un lado de mí y no para de mirarme.
- No es eso… Es que, en una semana iras a esos estúpidos juegos.
- Oh, Clove… -responde con la voz algo triste y veo como sus ojos caen sobre mí- Iré a esos juegos a ganar, si tienes miedo de que no voy a volver, pues que no sea así, volveré y seré el vencedor.
- Cato, es el tercer vasallaje de los veinticinco, sabes perfectamente que este año, Snow va hacer algo más allá de lo cruel, lo sabes. –respondo con un hilo de voz, una lagrima amenaza con salir pero la detengo- Es tan necesario que tengas que ir a los juegos, ¿este año?
- Tengo 18, este es el último año en que puedo presentarme como voluntario, después ya no voy a tener otra oportunidad, tanto entrenar para que no valla a los juegos sería todo un desperdicio, además tengo que ganar, mi madre merece una mejor vida, esto no es suficiente.
- Entonces si tanto querías ir, ¿Por qué no fuiste el año pasado? Tú hubieses ganado esos juegos y no la chica en llamas y su enamorado. –contesto, levantando la voz.
- Oh, rayos, Clove, me presente como voluntario y escogieron al otro chico porque era un año mayor que yo, pero yo me presente.
- No debiste dejar que el fuera, tenías que dar un maldito paso al frente y no solo levantar la mano –gritó- Ahora estaría aquí conmigo entrenándome y este año serías mentor. –Me levanto de la manta con los ojos bañados en lágrimas. Cato me sigue y y pone una mano en mi espalda.
- Tranquila, sé que temes que no vuelva, pero eso no va pasar, voy a volver. Tenlo por seguro.
- ¿Y si no vuelves? –doy la vuelta y le pregunto a los ojos, con las lágrimas corriendo por mis mejillas.
- Te prometo que, volveré. –responde Cato y me abraza.
- No puedo perder a alguien de nuevo por culpa de esos juegos. No puedo.
- Siempre me vas a tener. Siempre. –dice, y toma mis rostro entre sus manos y me da un suave y dulce beso en los labios. 


De nuevo, su beso es tranquilo y logra tranquilizarme, me siento en paz, siento su sonrisa y escuchamos un ruido… Me suelta. Viene como un par de árboles de por atrás. Cato hace un gesto para que guarde silencio y este, se dirige al lugar de donde proviene un ruido. Entonces vemos correr a un chico, pero no se dirige a nosotros, huye, Cato quiere perseguirle y le grita palabras no muy lindas… Yo solo logro distinguir un cabello marrón y creo que ya sé quién es.

- Nos estaban espiando. –dice, Cato exasperado- ¿Qué no tienen cosas que hacer?
- Tranquilo, ya se fue.
- No importa, si me entero de quien era, lo golpeare –no puedo evitar pensar en que si Cato lo golpea no sería la primera paliza que le han dado hoy pero, ¿Qué hacía él aquí?
- Sea quien sea, ya se fue. Dudo mucho que nos enteremos de quien haya sido. –mentí.

Lo tomé de la mano y lo atraje hacía mí, estoy segura que si lo dejo puede que valla corriendo tras él. Le doy un beso en la mejilla y cuando él quiere devolverme el beso, me hago a un lado y lo llevo hacía la manta, ahora soy yo quien se sienta y lo invita a sentarse, muy obediente él también se sienta. Empezamos a platicar de nuestro tiempo en la academia, en el instituto, dice que el odia la historia de Panem, y yo le digo que no me agrada el profesor. Vuelve a comentar que mi hermanito le cae bien y que quiere agradarle a Luka, cuando el pronuncia el nombre de mi hermano, recuerdo que él tenía una cita con Kira. Y que Ryder está en una cita con una “amiga”. En todo este tiempo no había pensado en mis hermanos. Comemos un par de fresas más, y unas tartas pequeñas de piña y crema. Reímos, quien pensaría, ¿Cato y Clove? Cato y Clove.


Nos sentamos sobre la manta y él empieza a guardar todo, sin darme cuenta, fisgó lo que lleva en su maleta y alcanzo ver un cuchillo. ¿Un cuchillo? En una cita conmigo. Eso es raro pero no puedo criticarlo, yo llevo un cuchillo a todas partes mientras puedo. Nos levantamos y guarda la manta, me toma de la mano y salimos de  ahí, caminos un poco más en el bosque y distinguimos ver la pradera un poco más, no me doy cuenta y Cato me sujeta de cintura y me pega contra un árbol, me da un suave beso, el cual se vuelve más apasionado, enredado sus dedos en mi cabello y yo pongo mis brazos rodeando su cuello, saliendo de aquí no podremos estar así. Cuando nos separamos, porque tenemos que respirar, pega su frente a la mía y con la voz agitada.

- Te quiero –susurra.



------------------------------------------------------------------------------------

Si, si, no me maten, se que les debía capitulo, y aunque este es muy corto, pues algo a nada... Ademas, se supone que fue un capitulo romántico, aprovechen que no van a ver muchos así en un rato. Ahorita todo casual en la novela, asta dentro de un par de capítulos, les juro que les da un mini ataque. Pero el capitulo 5 lo haré mas largo. Besos :*



8 comentarios:

  1. Guau!
    Que hermoso capítulo Claudia. Me gusto mucho. Muy tierno, aunque me pregunto quien los estará espiando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no se enteran en el capitulo 5, en el 6 estoy segura. Y gracias, Jennifer, siempre es lindo ver tus comentarios. :*

      Eliminar
    2. Gracias.
      Espero el siguiente capítulo.
      Besoos:)

      Eliminar
    3. Por cierto, ¿cambiaste de blog? Dejame el link. :*

      Eliminar
    4. Sí.
      En verdad perdón, sé que soy un desastre, pero aquí te dejo el link:

      los-juegos-del-hambre-se-repiten.blogspot.com

      Eliminar
  2. Buen capitulo Clau, me gusto espero a ver que sucede en el siguiente :) sigue así que me gusta tu historia, besos c:

    Att: Carlos

    ResponderEliminar
  3. Este capítulo, me ha fascinado! Me encanta!
    Me gustaría saber quien los espía. Escribes hermoso.

    ResponderEliminar